Crónicas de una teacher – Chapter 5: “Los desafíos de ser una coach”

En la medida que se acerca el fin de año, comienzo a sentirme cansada y mis alumnos también. Por lo mismo es tradicional que a finales de octubre aumenten las cancelaciones y re-agendamientos de las clases. 

Sin embargo aquí está la teacher para recordarles que estudiar un idioma requiere disciplina y constancia. Es en estos momentos cuando recurro a mi infinito repertorio de frases motivacionales para que mis alumnos no escuchen a su vocecita interior que los intima a auto-boicotearse. ¡No dejaré que se rindan tan fácil!

Es en el último trimestre del año cuando la teacher se transforma en la coach.

“Good morning, my dear student! How are you today? Are you ready to start our class?” 

Pongo mi mejor sonrisa y trato de transmitirle toda mi energía y buen ánimo. Aunque este año ha sido particularmente desafiante, la pasión por lo que hago es el motor que me ayuda a seguir adelante. 

Mis alumnos se preguntan cómo lo hago. ¿Teacher, cómo lo hace para estar siempre tan alegre y tan contenta? Y la verdad es que soy un ser humano como cualquier otro, con mis altos y bajos, pero cuando estoy enseñando mi corazón late a mil por hora, haciendo vibrar a mi alma.

Por eso, para alivianar la carga de mis alumnitos queridos, en estas fechas propongo temas un poco más light, como viajes, música y películas…y no le doy espacio a las excusas: “Teacher, estoy cansado”, “Teacher, estoy con mucha pega”…porque la verdad es que, ¡yo también! Pero estoy convencida de que la clase de inglés no es un ítem más en la lista de quehaceres, sino un tiempo para crecer y disfrutar, un tiempo dedicado a mejorar nuestra calidad de vida.

Todo depende de cómo lo mires…no cambies de actividad, cambia de mindset. 😉
No Comments

Post A Comment

¿Como te ayudamos?